Haz clic aquí para volver a la página de inicio

"A mi el flamenco me gusta como fuente de inspiracion, pero nunca he tratado de hacer flamenco tradicional."

 

(Flamenco-world.com - Entrevista de Silvia Calado Olvido - 2002, GUALBERTO)

 

 

VERICUETOS

Movieplay (1.976)

 

1- Luz de Invierno - 4:09

2- Continuando el Diálogo - 6:48

3- ¡Corre, Vuela, que te Pillo! - 4:51

4- Noche de Rota - 5:40

5- La Mañana Siguiente - 9:04

 

Todos los temas compuestos por Gualberto García Pérez.

 

 

 

GUALBERTO

 

Gualberto son:

 

Gualberto: Guitarras y Sitar.

Art Wolh: Violín y Viola.

Antonio Díaz: Bajo.

Marcos Mantero: Teclados.

Tico Balanza: Batería.

 

Ilustración de la portada y contraportada:

 

Cecilio Ortega

 

 

COMENTARIOS

 

Sonidos de lugares escabrosos

 

Un álbum que sobrepasa fronteras o así debería ser, su música de escritura clásica se descompone en rockera y el trasfondo sinfónico se magnifica con los teclados de Marcos Mantero. Cuadros exteriores e interiores en esta carpeta de galería de arte y vinilo con arte de galería musical vangoghsiana y bucólica atmósfera andaluza.

En "Luz de Invierno" el sonido de tintes arabescos del sitar, entra en conversación solidaria con los teclados que se muestran majestuosos en todo el tema, creando los ritmos de bajo y batería el ambiente propicio, ante la templaza del violín; los tapizados teclados de "Continuando el Diálogo" y el violín de suspendida musicalidad criban cualquier intento de alejarse del sinfonismo que destila este corte de sublime composición; el tema elegido para ser single del álbum fue "¡Corre, Vuela, que te Pillo!", de comienzo poderoso se va amortiguando entre los teclados, violín y guitarra; es "Noche de Rota" el único corte que permite paladear el flamenco, no sólo por la guitarra, de pinceladas excepcionales, sino por una armonía de conjunto que evoca, por ensoñadores, lamentos de templaza alegre; para cerrar "La Mañana Siguiente" una suite de guitarra y teclados en ebrio experimento donde el resto de instrumentos van complicando la atmósfera en lineal desarrollo, sumando unos con otros sus excelsas individualidades.

Estamos, sin duda, ante el mejor álbum de Gualberto y en el top-ten que dicen ahora, de los discos de Rock Andaluz y que no debe faltar en cualquier colección de Rock Progresivo en general. Sinfonismo de alta graduación que produce una embriaguez de sonidos con resaca posterior, sólo mitigada con una nueva escucha que desembocará sin remedio en una espiral viciosa de compleja abstemia.

 
    Volver

 

Para contactar pulsa aquí