Haz clic aquí para volver a la página de inicio

"The following letter has been received from the Secretary of the Sevilla Football Club"

"La siguiente carta ha sido recibida de la secretaría del Sevilla Football Club"

 

("La Provincia" febrero de 1890, E.W. PALIN ESQR.)

 

White, primer sevillista de la historia

 

Con apellidos de ingleses colonizadores industriales, en barcos que invadían pacíficamente por el río esta ciudad de dieciochescas hechuras, desembarca el foot-ball. Aquellas incipientes nalgas futboleras escandalizaron a la sociedad hispalense de la época (las buenas costumbres se prolongan en el tiempo hasta el infinito), pero comienza a dejar un embrujo febril en los futuros señoritos sevillanos, los únicos con tiempo ocioso y barrigas complacidas, que podían distraerse en improductivas actividades deportivas. Así aparece el fútbol en Sevilla, como en toda España, pero ¿cómo alumbra el Sevilla F.C.? Como en todo inicio de entidades destinadas a perdurar en su grandeza, la realidad histórica se enlaza con la leyenda literaria, aunque en este caso esta leyenda se encuentra documentada.

La historia, escrita en papel, con luz y taquígrafos, empieza un 14 de octubre de 1.905, aunque no era la primera vez que el nombre Sevilla Foot-Ball Club se escuchaba en las calles de Sevilla, creando un soniquete que perdura hasta nuestros días. Ya en 1.890 hubo una carta firmada, seguramente en la oscuridad que le quieren atribuir los taquígrafos actuales, por el Sr. Secretario del Sevilla Foot-Ball Club, recogida en crónicas del diario "Las Provincias", invitando al Recreation Huelva a jugar un partido en Sevilla, dicho Sr. Secretario atendía al predestinado apellido de White, D. Isaías White. El partido se jugó el 8 de marzo de 1.890, posiblemente, ambos equipos contaban con numerosos ingleses en sus filas y algún que otro nativo, cosa que también ocurre en la actualidad, en cíclica espiral histórica, cambiando ingleses por ciudadanos del mundo; hubieron otros varios que se jugaron hasta 1.892 y ahí desaparece la senda de este equipo, quizás porque no existían equipos contra los que jugar, que no la de los que fueron integrantes del mismo, como un tal Langdon, cuyo hijo forma parte del Sevilla F.C. de 1.905. Pero todo es especulación y leyenda, teorías y no constataciones, lo único cierto es que los estatutos del Sevilla F.C. se firmaron ese glorioso día de 1.905, estableciendo su primera sede social en la calle Sierpes sevillana, concretamente en su nº 69.

Como posiblemente le ocurrió a aquel primigenio, el Sevilla F.C. adolecía de rivales a los que medirse en igualdad de condiciones, obviando los encuentros que celebraban con ocasionales extranjeros, normalmente ingleses, que se establecían o desembarcaban en nuestra ciudad, hasta que se jugó el primer partido oficial un 30 de enero de 1.909, contra el Recreation Club de Huelva, lo que ocurrió entre 1.905 y 1.909, es leyenda histórica. Jugó de blanco, de white inglés, y así siguió hasta nuestros días.

 

Nota de prensa publicada en el Diario "Las Provincias" de Huelva el 28 de febrero de 1.890

 

    Página anterior Página siguiente

 

Para contactar pulsa aquí