Haz clic aquí para volver a la página de inicio

"35 años después de ´El Garrotín´...De corta expansión pero alargada estela"

 

(Rock Andaluz, una discografía - 2006, LUIS CLEMENTE)

 

Festival Lago de Bornos 2009: de nuevo la Música

 

 

Gris plomizo el cielo y un amago de derrota, pero en Bornos hasta el cielo se asoma al Festival y, en la Logia del Palacio, solea el ágape a los sones de la flauta de Van Leer, alma de Focus, un descanso, vinos y viandas, las lenguas que se sueltan en charlas sobre lo humano, artistas y concurrencia a la misma altura, lo divino espera. Un sonido… otra vez la flauta ahora acompañada de las cuerdas y la voz de Marujita y un cajón acariciado por las manos de Mezquita, Música con mayúsculas, se para el tiempo y en los ojos vidrian los sentimientos.

De la Logia a las Armas, prueba de sonido; primero Focus, la mirada al frente, ni a diestra ni a siniestra, extasiados con regusto y con ganas del concierto, después Mezquita, anunciando voces y maestría instrumental, ¿pocos ensayos? ¡Ja! Marujita espera, pero sin desespero, ya llegará su turno, que están probando los Califas del Rock.

La hora del concierto, el fondo espectacular entre arcos y luminaria que engrandecía el entorno, LoboBlues ameniza el comienzo. Sale Marujita, tributo local, el público vecinal revolotea la buena actuación, buen sonido y músicos, diferente pero muy buenos y atrayendo gente joven, savia nueva al Festival y ¡sorpresa! Thijs Van Leer que se les une con su flauta en magnífica improvisación, aclamación y delirio, sigue el grupo su actuación cerrando en acústico. Muy buen sabor de boca.

Aparece Focus en escena, de impresionante a magistral, casi dos horas de auténtico espectáculo con Van Leer liderando a la banda y a la asistencia, no hubo respiro, un repaso por su discografía y la improvisación al poder, oprimidos los sentidos por la espectacularidad de los solos de guitarra de Niels van der Steenhoven, maravilloso descubrimiento, la chavalería alucinando, ganados para la causa y los menos chavales intentando recordar alguna actuación que se acercara.

 

Y sobre las tablas Mezquita, de magistral a sublime, la veteranía es un grado y estos cordobeses lo demostraron con creces regustándose en el escenario, concierto impecable, voces como recién estrenadas pero con el bagaje de los años y un sonido impoluto, instrumentalmente de alcurnia superlativa, magnificencia del Rock Andaluz, ¡todos queremos más…!, pasarán años en asistir a algo semejante… siempre que Mezquita no esté por medio.

Nadie se fue, los mismos de principio a fin, nuevos oídos para la eterna música renacida, viejos oyentes con la memoria activada, las puertas abiertas y el Patio de Armas repleto, comentarios de éxtasis ante lo vivido.

Hasta la Luna se sentía satisfecha en su oronda plenitud.

P.D. Agradecer a los músicos su amabilidad para con todos nosotros, a todos los compañeros de la Música por el día compartido, a Paco Barroso por su sincera amistad y a Rodrigo por elegirme entre los suyos y ser tan auténtico como eres, ¡no cambies nunca tío!.

 

 
    Página anterior Página siguiente

 

Para contactar pulsa aquí