Haz clic aquí para volver a la página de inicio

"Impactado de ver a Jimi Hendrix en Woodstock, vuelve de Estados Unidos con dos músicos americanos para sus personales cantes de ida y vuelta."

 

(Historia del Rock Sevillano - 1996, LUIS CLEMENTE)

 

 

A LA VIDA, AL DOLOR

Movieplay (1.975)

 

1- Canción de la Primavera (Spring Song) - 3:05

2- Canción del Agua (Water Song) - 4:00

3- Canción de la Nieve (Snow Song) - 3:51

4- Canción del Arco Iris (Rainbow Song) - 3:23

5- Canción de las Gaviotas (Seagulls Song) - 9:56

6- Terraplén - 3:47

7- Prisioneros - 8:45

8- Tarantos (para Jimi Hendrix) - 3:33

9- Diálogo Interior - 6:46

 

Tema 1 compuesto por Todd Purcell y Gualberto García. Tema 2 compuesto por Jesús García y Gualberto García. Tema 4 compuesto por Jessica García y Gualberto García. Temas 3, 5, 6, 7, 8 y 9 compuestos por Gualberto García.

 

 

 

GUALBERTO

 

Gualberto son:

 

Gualberto: Guitarra española, Guitarra flamenca, Guitarra eléctrica, Sitar, Palmas y Voces.

Art Wolh: Violín y Viola.

Antonio Díaz: Bajo, Guitarra acústica de seis cuerdas, Voces y Palmas.

Todd Purcell: Voz, Guitarra de doce cuerdas, Guitarra acústica y Trompeta.

Willie Rodríguez de Trujillo: Batería, Percusiones, Maracas y Palmas.

 

Colaboran:

 

Carlos Cárcamo (del grupo Granada): Flauta (3 y 5).

Enrique Morente: Cantaor (4, 6 y 7)

 

Ilustración de la contraportada:

 

"Puerta de la Catedral de Sevilla" de Antonio Rodríguez de Trujillo

 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

 

Musicalidad vital en "quejíos" dolorosos

 

Estamos ante el primer álbum editado por Gualberto, que no el primero que grabó. Con él se inaugura el subsello Gong de Movieplay, dirigido por Gonzalo García Pelayo, que aglutinaría el alumbramiento del Rock con Raíces, término donde está incluido el Rock Andaluz. La mayoría de los temas de este álbum los compone Gualberto en Estados Unidos y es al volver de América cuando se mete en el estudio de grabación; con él se ha traído a dos músicos estadounidenses, Todd Purcell y Arthur Wohl. El L.P. tiene dos caras diferenciadas, la cara A, donde los títulos comienzan todos con "Canción de...", con una acusada variable acústica e intimista, consagrada "A la Vida"; la cara B brinda "Al Dolor" sus turbulentos matices sonoros, más flamencos, insolentes en el atrevimiento.

"Canción de la Primavera" abre este trabajo, donde la guitarra española de Gualberto rezumando arpegios y la acústica de Antonio Díaz gambetean ante la presencia etérea de la voz de Tood Purcell; continúa con "Canción del Agua" con el grupo tocando al completo sobresaliendo el trabajo solista del violín de Arthur Wolh, tal vez por novedoso, y la respuesta de la española de Gualberto; el violín y la guitarra española impregnan "Canción de la Nieve", en un plano más atrasado se combinan la voz de Todd y la flauta colaboradora de Carlos Cárcamo en confidencial debate; una versión del tema "Look at the Rainbow" de Smash se titula aquí "Canción del Arco Iris" donde el sitar desparrama matices solidarios con el violín, ante el fondo quejumbroso del cantaor Enrique Morente, el bajo y la guitarra española cortejan replegados; como colofón a esta cara A la suite "Canción de la Gaviotas" zigzaguea en improvisados experimentos progresivos, donde todos los componentes del grupo aportan un hechizo fascinante embarcándonos en un sinuoso viaje astral musical; comienza la cara B con la guitarra flamenca por soleá contestada por un dialéctico enfrentamiento de violín y sitar, acallados por bulerías en la voz de Enrique Morente, el tema lleva por título "Terraplén"; vuelve el grupo al completo para "Prisioneros", una primera parte de electricidad progresiva con trasfondo recóndito de bulería, donde la guitarra eléctrica de Gualberto resplandece insultante, dando paso a un amistoso enfrentamiento vocal entre Todd y Enrique Morente, blues por seguiriya y la guitarra española de destacado testigo; imposible señalar un tema sobre otro del disco, hasta que se destapa el instrumental "Tarantos (para Jimi Hendrix)" con guitarra eléctrica y flamenca peleando en sobresaliente, la sección rítmica en rutilante acompañamiento, palmas sin complejo eléctrico y el violín, de excelencia magistral, infiltrando melodías; para cerrar "Diálogo Interior" donde el violín y la guitarra española se acunan en descuidado flirteo.

Disco de lucimiento para las guitarras y el violín, con las voces pidiendo su trozo del pastel; el progresivo impregnando la cara A y el flamenco la B conjuntando uno de los trabajos más singulares del Rock Andaluz de primera etapa quizás la más genuina, con una profundidad musical irradiada desde la impecable ejecución de músicos armonizados con sus instrumentos. Un referente ineludible para entender la propia idiosincrasia del movimiento.

 
    Volver

 

Para contactar pulsa aquí